Claves para aumentar el compromiso a través de un buen clima laboral

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El clima laboral es un término que depende de distintas variables y, para potenciarlo y optimizarlo, es necesario tener presente la posición activa de la empresa. 

Fomentar el bienestar y la felicidad de los empleados a través de medidas ideadas con ese fin puede llegar a ser la clave para el éxito de una empresa, si se llevan a cabo mediante una estrategia prediseñada y con unos objetivos bien definidos. 

Existen varios caminos para llegar a generar un alto impacto en los trabajadores y conseguir que sus valores se identifique con los de la organización. Te los contamos en este post. 

Relación entre el clima laboral y la motivación en el trabajo

La percepción que tenga el trabajador acerca del ambiente laboral que se respire en su empresa o departamento, puede determinar en gran medida el índice de motivación que muestre a la hora de llevar a cabo las tareas asignadas. Si el entorno es negativo o la relación de los trabajadores con sus superiores no es del todo positiva, el desempeño de las labores que tengan que realizar se puede ver afectado, lo que conlleva pérdidas para la empresa.

Por eso, desde el departamento de recursos humanos. se debe tomar conciencia de esa relación causa – efecto entre clima laboral y motivación

Si la satisfacción del capital humano de la organización es alta implica que la estrategia de comunicación interna es efectiva y la retención del talento, una realidad.

Claves para mejorar el entorno laboral

Si desde la empresa se consigue mantener un buen lugar de trabajo, los empleados mostrarán un aumento del desempeño en sus labores y el servicio será de mayor calidad. Entre las principales claves que pueden fomentar que ese clima sea positivo se encuentran:

  • Crear un ambiente de confianza. Para conseguir la máxima implicación de los empleados con la empresa, un hecho importante es el de crear un ambiente de confianza entre ellos. Desde la dirección se debe tener presente la sinceridad y transparencia al dirigirse a sus equipos, para fomentar un discurso coherente con respecto a las acciones que se realizan. Para esto existen ciertas medidas, como la de establecer reuniones periódicas entre los responsables y el resto del equipo, en las que se establezcan los puntos concretos a tratar.  
  • Emplear la escucha activa. Las acciones diarias que realizan los empleados son indicadores y señales del estado de ánimo y de su integración en el equipo. Realizar un ejercicio de escucha activa es imprescindible para evitar que surja algún tipo de problema en el equipo. Hacer una interpretación correcta de lo que los empleados manifiesten también forma parte de esa escucha activa. 
  • Apostar por la formación. Gracias a los cursos y actividades formativas, los miembros del equipo pueden ir asimilando nuevos  conceptos y fomentado el desarrollo de su carrera profesional. Además, si los trabajadores tienen la sensación de estar aprendiendo, su implicación será mucho mayor y mejorará su autoestima laboral. 

Aquí te contamos todo lo que debes saber sobre la formación y procesos de capacitación. 

  • Reconocer su esfuerzo y dedicación. Cuando no se reconoce un trabajo bien hecho y ejecutado, el clima laboral puede verse afectado. Por eso, es importante tener presente el reconocimiento a los miembros del equipo e incentivarlos a que continúen así. Si notan que son valorados y que su opinión cuenta, el ambiente laboral será mucho más óptimo y positivo.





Suscríbete al blog

Probar Gestiónitas