Consejos para detectar de forma práctica las mentiras en el currículum

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Como hemos mencionado en otros post de nuestro blog, una elección no acertada  del candidato durante el proceso de selección puede convertirse en un inconveniente para el resto del equipo y de la organización. Aquí encajamos la tarea de detectar mentiras en el currículum.

Para fomentar una buena coordinación entre el personal seleccionado y el puesto vacante, es importante buscar activos que permitan realizar una búsqueda de perfiles exitosa. Esta búsqueda debe tener como guía los objetivos que la empresa desea conseguir a través de la nueva incorporación y la metodología a emplear. 

Sin embargo, la realidad en muchas ocasiones es diferente. Son numerosos los candidatos que no incluyen información veraz en sus currículums, lo que supone un trabajo doble para el equipo de profesionales que realizan la selección. Por eso, desde Gestiónitas te traemos una pequeña guía para detectar mentiras en el currículum de los candidatos. 

El problema de detectar mentiras en el currículum

Detectar posibles mentiras en los currículums de los candidatos es un proceso que requiere tiempo y esfuerzos por parte del equipo encargado de la selección. Este tiempo debe tenerse en cuenta a la hora de planificar el proceso que emprenderá el equipo de recursos humanos. 

Para ello, es imprescindible estudiar a fondo la estrategia a seguir y la selección de candidatos que se va a realizar. Optimizar los pasos, acordar con el equipo la metodología y poner fechas es la mejor manera de gestionarlo. Además, es importante hacer una criba inicial en la que se descarten los currículums que no resultan interesantes para el puesto vacante, centrando los esfuerzos en los que verdaderamente cumplen los requisitos.

¿Cuáles son las mentiras más comunes entre los candidatos?

Incluir mentiras en el currículum es algo que en la actualidad está concebido como “inofensivo”, pero que es realmente una práctica que trae consecuencias negativas, tanto para la empresa como para el candidato. 

Entre las principales mentiras que se suelen incluir en los currículums, las más comunes son:

  • El nivel de estudios. Es una de las mentiras más habituales que un reclutador se puede encontrar en un proceso de selección. Cuestiones como los cursos o másters realizados, incluso la carrera estudiada, pueden ser objeto de confusión.
  • Los idiomas. Sin duda, la estrella de las mentiras en los currículums. Elevar el nivel de dominio del idioma es una problemática que puede afectar a la adaptabilidad del candidato. Por ello, es recomendable tener siempre presente este factor y aplicar medidas para evitarlo.
  • Experiencias laborales o funciones del puesto anterior. Exagerar la experiencia obtenida o inflar el grado de responsabilidad que se tenía en el cargo anterior para ajustarlo a lo que se exige en la oferta, es una de las mentiras más peligrosas en un proceso de selección. No es solo el hecho de mentir sobre la experiencia adquirida, sino también falsear sobre unas responsabilidades que va a tener el candidato elegido. 
  • Habilidades informáticas. Existen puestos en los que es necesario para su desempeño, por lo que muchos candidatos mienten sobre su experiencia con la misma. 

Consejos para evitar engaños durante el proceso de selección

Ser un buen reclutador requiere el desarrollo de procesos que ayuden a detectar currículums con mentiras. A continuación presentamos algunas ideas que pueden funcionar: 

1.Incluir varios candidatos en el proceso. Al entrevistar a varios candidatos para el mismo proceso, además de analizar distintos perfiles de una sola vez, se podrá observar si alguno de ellos no domina el tema o se siente incómodo. 

2. Verificar la información personal. En la actualidad existen numerosas herramientas que pueden agilizar el proceso de selección, como las redes sociales. Los medios sociales pueden ayudar al equipo de recursos humanos a verificar si la información personal que ha dado el candidato es veraz.

3. Obtener feedback de su vida laboral. Se trata de realizar una verificación de los antecedentes laborales del candidato. Para ello, proponemos buscar recomendaciones de sus anteriores empresas o incluso, si es necesario para el proceso, información sobre su actitud y valores. 

Tomar precauciones a la hora de iniciar un proceso de selección no solo es beneficioso para el desarrollo del mismo, si no que también influye en el futuro del equipo y del ejercicio laboral de la persona incorporada. Por ello, es preciso que se establezcan parámetros de acción en los que este tipo de mentiras sean detectadas y eliminadas.  



Suscríbete al blog

Probar Gestiónitas