10 actitudes que caracterizan a un buen líder

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Cuando una organización cuenta con un buen líder y un equipo comprometido con su trabajo, el éxito estará cerca. 

Es cierto que existen personas que nacen con el dote del liderazgo. Sin embargo, esta habilidad puede ser desarrollada por cualquier profesional. Hoy venimos a hablarte de una serie de actitudes que caracterizan a un buen líder. 

¿Qué es un líder?

El profesional que se encarga de guiar a un equipo de trabajo debe de contar con una serie de características y capacidades. Antes de adentrarnos en ese listado, conviene saber qué es un líder. 

Un líder es la persona que guía a un equipo de trabajo, que es respetado y tiene la confianza de sus compañeros. La figura del líder es muy distinta a la de un jefe o directivo. Quizás la mayor diferencia es que un jefe está impuesto por la empresa y un líder, por sus compañeros. 

En empresas más tradicionales es común encontrar la figura del jefe, mientras que en empresas con filosofías innovadoras como las startups, el líder es la figura responsable de los proyectos y de la toma de decisiones. 

Debemos destacar también que un líder se integra en los procesos de trabajo. Es decir, ‘manda’ desde dentro y nunca desde fuera o desde una posición superior. 

10 Características

Ejercer el liderazgo de una forma correcta no es tarea fácil. A continuación especificamos una serie de comportamientos o características que poseen los líderes: 

-Empatía como principal característica. Al dirigir a sus compañeros desde dentro de los procesos, conocen la situación de cada uno de ellos. Y por lo tanto, su capacidad de ponerse en el lugar de otros y de entender diversas situaciones está desarrollada. 

-Son asertivos. Esto quiere decir que tiene una personalidad neutral, no son ni agresivos ni pasivos. Saben actuar teniendo en cuenta el contexto y buscando siempre la solución más justa para todos los miembros del equipo. 

-Cuentan con la confianza de su equipo. Al no ocupar un lugar impuesto de mayor autoridad, el resto de los trabajadores lo identifican como un compañero al que acudir en caso de crisis o si se debe tomar una decisión. 

-Compromiso y lealtad. Un buen líder se caracteriza por realizar sus tareas con entusiasmo y siempre pensando en el bien común de sus compañeros y de la organización. 

-Es igual que su equipo. La persona encargada de liderar un equipo trabaja a la par que sus compañeros. Nunca llegará tarde o estará menos horas en la oficina o centro de trabajo. 

-Son innovadores. Están abiertos a recibir feedback o comentarios del personal y a hacer cambios en los procesos de trabajo. Siempre y cuando sea justo y la mejor opción. 

-Inteligencia social y emocional. Saben tratar y relacionarse con las personas. Los líderes deben ser capaces de trabajar las emociones y gestionarlas para evitar momentos de crisis a nivel interno. Con estas habilidades sociales deben prevenir por ejemplo, conflictos personales o la difusión de rumores. 

-Comunicadores natos. Tanto a nivel verbal como no verbal. Un líder es carismático y sabe comunicar sus ideas y las necesidades empresariales de la forma más productiva. 

-Ven hacia el futuro. Al no tener una personalidad rígida, están en constante investigación y formación para encontrar nuevos métodos y procesos que lleven a su empresa al éxito y a la consolidación de su posición en el mercado. 

-Actúan en base a una estrategia. Es cierto que confían en la intuición pero sus decisiones están fundamentadas en una estrategia y cuentan con una planificación previa. 


 


Suscríbete al blog

Probar Gestiónitas