¿Cómo puedo medir el desempeño laboral?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Medir el desempeño laboral es una labor indispensable para el correcto funcionamiento y cumplimiento de los objetivos marcados dentro de una empresa. Pero este es un proceso que para la experiencia de muchos puede resultar difícil si se desconoce el cómo: interpretarla de forma subjetiva e inexacta, desconocimiento de cómo cuantificarla correctamente, llevar a cabo un mecanismo de evaluación inadecuado…

¿Quieres medir de forma completa y eficaz el desempeño laboral de tus empleados? Veamos cómo: Primero, definamos los aspectos que hay que evaluar y, tras esto, pasemos a responderlos a través de 3 procesos o evaluaciones principales que puedes implementar desde ya en tu empresa.

3 aspectos que tienes que evaluar en el desempeño laboral de las personas de tu empresa

Eficiencia del trabajador

Eficiencia es igual a un resultado óptimo en el menor tiempo posible. Es decir, cuando tu trabajador es capaz de desarrollar una tarea con un resultado excelente en poco tiempo estará mostrando un alto índice de implicación y desempeño laboral. Ahora bien, siempre y cuando pongamos a su disposición los recursos y herramientas necesarias para poder llevarla a cabo.

Su productividad y calidad

La productividad de un trabajador es el resultado de la cantidad de trabajo que puede soportar durante una jornada laboral. Y no solo su productividad, también la calidad de su trabajo nos estará dando un indicio de la motivación y desempeño de este trabajador dentro de la empresa.

No obstante, evita caer en el error y poner en riesgo la calidad del trabajo de tu empresa en pro de una mayor cantidad dentro de un determinado intervalo de tiempo.

Clima y entorno laboral

¿Observas a tus trabajadores? ¿Cómo es la relación entre ellos? También se debe medir el carácter emocional para determinar su desempeño laboral. Cuando un empleado se encuentra en un constante estrés y falta de motivación, puede estar manifestando un desinterés o falta de compromiso con la empresa y el equipo.

Ahora bien, ¿cómo podemos medir estos aspectos claves para comprobar el desempeño laboral de las personas de mi equipo?

3 principales procesos para la medición

Autoevaluación

Reflexionar sobre uno mismo puede convertirse en el motor principal que reconduzca y transforme la actitud de tu trabajador de ahí en adelante.

Para ello, sería una buena práctica que el mismo trabajador realice una autoevaluación donde exponga y sea consciente tanto de sus virtudes y fortalezas como de sus limitaciones y debilidades. Además, ayudará a completar un panorama mucho más amplio de identificación de estos factores junto al resto de tipos evaluaciones para lograr un mayor grado de objetividad en la medición de su desempeño laboral.

Evaluación de los compañeros y clientes

¿Cómo valora el cliente a tu trabajador? ¿Está contento con los resultados?
Tanto el cliente como los compañeros pueden ser una buena fuente de información para medir el desempeño de cada empleado de tu empresa. Para conocer la opinión tanto de tus empleados como de tus clientes, trata de efectuar encuestas para empleados y encuestas de satisfacción.

Evaluación por metas

Se trata de establecer unos objetivos sencillos, concisos y medibles a cada trabajador que te permita cuantificarlos para realizar una trazabilidad a su trabajo.

Puesto que este método puede suponer un proceso de evaluación más complejo, puedes recurrir a la ayuda de un supervisor o consultor externo experto en la gestión de Recursos Humanos.

Evalúa el desempeño laboral de tu empresa de forma fácil con la ayuda de Gestiónitas

Solo conociendo el desempeño laboral de tu equipo y su compromiso con la empresa, podrás implementar decisiones para mejorar y aumentar la productividad, rendimiento y calidad de la misma. 

Delega la evaluación del desempeño laboral de tu empresa en una consultora de Recursos Humanos compuesta por profesionales expertos en procesos de gestión del capital humano de las empresas y organizaciones.







Suscríbete al blog

Probar Gestiónitas