Cómo detectar talento en el proceso de selección

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Detectar talento en el proceso de selección y reclutamiento es fundamental para el correcto desarrollo de la empresa en el futuro. Integrar personal con experiencia, formación y una actitud de diez, aseguran que los procesos internos serán llevados a cabo por personas cualificadas. 

¿Dónde está el talento?

El talento puede estar oculto en un currículum, en un candidato o en un propio trabajador de la empresa. Es tarea del departamento de recursos humanos saber observar y reconocer el talento. Dependiendo de la etapa de la gestión del personal en la que nos encontremos, se podrá trabajar los siguientes aspectos: 

Comunicación no verbal. Se debe ahondar en su análisis en todo momento pero sobre todo durante el desarrollo de una entrevista. El entrevistador deberá observar aspectos como la postura, sus gestos o la posición de sus brazos para intentar conocer aspectos de su personalidad. 

Respecto a la postura corporal, si es erguida significa que el entrevistado se encuentra cómodo y atento. Si por el contrario se coloca hacia atrás y con los brazos cruzados, denota poco interés por el puesto de trabajo. 

La mirada debe ser a la altura de los ojos y fija. Esto demuestra interés y atención. Si el entrevistador observa que el entrevistado no sostiene su mirada, significa que el candidato es tímido. 

Entre líneas. Cuando una empresa abre una vacante, empieza a recibir cientos de currículums. Es verdad que destacarán aquellos que sean diferentes y únicos. Sin embargo, puede suceder que en principio tenga un aspecto de calidad pero el contenido sea poco relevante. Un buen candidato presentará un currículum de formato y contenido cuidado. 

Cada propuesta deberá ser analizada con tiempo y atención, no solo hacer un repaso general. 

En la propia empresa. Muchas veces el talento está oculto en un empleado al que no se le ha dado la oportunidad de mostrar sus conocimientos. 

Es por ello que tener un equilibrio entre la contratación externa y la promoción interna es relevante. Se recomienda dar la oportunidad a trabajadores actuales a ascender dentro de la empresa. 

Promoción interna y contratación externa

Resulta fundamental tener muy claro las necesidades de personal existentes, las carencias de perfiles y, por tanto, los objetivos necesarios para establecer la nueva búsqueda de personal.

Durante el proceso de análisis, es importante determinar si la mejor opción parala organización es realizar una contratación externa o promocionar a empleado. De este modo, se consigue fomentar el desarrollo del talento y del capital humano de la propia empresa.

Decantarse por ascender a un integrante de la empresa reporta los siguientes beneficios:

-Integración inmediata

-Fidelidad

-Motivación

-Ahorro de recursos

La clave para el bienestar de la empresa es el equilibrio. Dependiendo de la situación el equipo de recursos humanos deberá elegir realizar un movimiento interno o externo. 

Suscríbete al blog

Probar Gestiónitas